MI CAMINO

Decía un escritor francés que “Las pasiones son los viajes del corazón” y…mientras estudiaba en la Universidad de Ingeniería Agrónoma en Madrid mi corazón empezó a viajar hacia la que se convertiría en una de mis pasiones, el tango.

Mis primeros pasos de tango fueron en 1999, en un curso de introducción con Leo y Eugenia y desde entonces nunca he parado de bailar y de aprender. Durante mis últimos años de universidad, viajé a diferentes lugares en Europa para estudiar con diferentes maestros: Gustavo Naviera y Giselle Anne, Javier y Geraldine, Ezequiel Paludi y Sabrina Masso.

Bailar además de mi pasión se ha convertido en mi forma de transmitir lo que cada música me hace sentir, mi forma natural de expresión, por lo que me ha acompañado allá donde he ido.

En el 2002, tras mi paso por la Universidad, decidí instalarme en San Francisco, California, donde trabajé como maestra en escuelas bilingües en Oakland. En esos años tuve la oportunidad de tomar clases con Sebastián Arce y Mariana Montes, Chicho Frumboli y Eugenia Parrilla, Claudia y Esteban, Julio Balmaceda y Corina de la Rosa, Cynthia Fattori.

Siempre en constante formación y aprendizaje, en mis más recientes viajes a Buenos Aires estudié con Carlitos Pérez y Rosa Forte y con Geraldine Rojas y Ezequiel Paludi y siempre que se presenta la ocasión tomo clases con muchos grandes bailarines y maestros en diferentes lugares de Europa o Estados Unidos.

Me siento muy afortunada de haber podido estudiar con tantos bailarines maravillosos tan diferentes que alumbraron mi camino de aprendizaje y me guiaron en la búsqueda de encontrar mi baile personal, con el que poder expresar lo que esta música me hace sentir en cada momento con cada bailarín.

Tras esta etapa de aprendizaje, autoconocimiento y exigencia personal, en el 2004 empecé a enseñar con Felipe Martínez en “The Beat”, Berkeley y desde el 2007 trabajo como bailarina y profesora de tango en el área de la bahía en San Francisco, donde tuve la oportunidad de estudiar con Natalia Hills en una de sus visitas.

En paralelo a mi trayectoria en el mundo del tango, en mayo del 2009 me establecí en Nueva York, para estudiar en profundidad otra de mis pasiones, el Gyrotonic®.

Se trató de una evolución natural, ya que cuando empecé mis entrenamientos en Gyrotonic® quedé fascinada por la libertad corporal que el sistema me dio para poder bailar pero también para moverme en la vida diaria. Por ello, decidí estudiarlo en profundad convirtiéndome en instructora.

Empecé en Nueva York en el 2007. Estudié con Sebastian Plettenberg, Erika Hassan, Debra Rose, Nora Heiber, Hilary Cartwright y Andi Clegg.

Mi corazón da para más, por lo que además he estudiado Flamenco en Madrid, Afrocubano, Guaguancó, Samba, Contact Improv en San Francisco,  salsa cubana desde 1999 y salsa estilo Nueva York desde 2007.



 
Rosa Corisco
By webquevende.com
The Beat, California